Menú Principal
8 de julio de 2019

Geriatra del Hospital de Coquimbo realiza charla a equipo de salud del Cesfam Tongoy

Han pasado cerca de 6 meses desde la puesta en marcha de la primera Unidad geriátrica de Agudos del Hospital de Coquimbo, y única de la zona norte del país. Tiempo en el cual, el equipo que la integra ha compartido su experiencia de trabajo con diversos profesionales de la salud de la atención primaria.  

En esta ocasión, fue la Dra. Paulina Zambra, geriatra encargada de la unidad y, actualmente, una de los dos médicos especialistas en esta área con la que cuenta el recinto porteño, quien se reunió  con el equipo de trabajo del Cesfam de Tongoy,  con el fin de poder entregar conceptos y orientaciones sobre el trabajo geriátrico, que se debe tener con los adultos mayores.  

“Para nosotros es muy importante poder generar instancias de vinculación con equipos de APS para entregar herramientas sobre el manejo de personas mayores, desde el punto de vista de la Geriatría. Además de favorecer las buenas relaciones entre los miembros de los distintos niveles asistenciales en salud”, manifestó la Dra. Zambra.

En este mismo contexto, la especialista del Hospital San Pablo, destacó que “los equipos de APS tienen lo fundamental para poder hacer valoraciones geriátricas integrales: la disposición al trabajo comunitario, y los miembros del equipo multidisciplinario. Debemos aprovechar esa materia prima y capacitarlos, para que adquieran herramientas que les permitan enfrentar al paciente mayor con sus particularidades”.

Al respecto, Sandra Larenas, directora del Centro de Salud Familiar señala que “nuestros pacientes mayores cada vez se nos complican más. Tenemos más pacientes con depresión y con trastornos que habitualmente nosotros no veíamos. Entonces nos surge la necesidad de saber cómo podemos perfeccionar lo que nosotros estamos haciendo, a través de herramientas técnicas y con una profesional que es experta en el tema. Que nos guie sobre cómo poder mejorar nuestra calidad de atención a los adultos mayores y que estos se sientan incorporados a la sociedad como personas activas. Y los que no, que puedan tener un buen pasar”.

Los asistentes a la charla, destacaron la importancia de poder obtener conocimientos específicos y adaptarlos a su realidad. “La población está envejeciendo en nuestro país, y aunque uno maneja algunos conceptos de los que aquí se plantearon, muchas veces no se aplican por diversos factores. Hoy se nos entregó conocimientos de una forma más simple y aplicable para entregar una mejor atención de salud a nuestros pacientes mayores”, manifestó Ignacio Herrera, kinesiólogo del centro de salud de Tongoy.

El disponer de una solución sanitaria para pacientes geriátricos agudos, empleando un modelo de atención interdisciplinaria, integral, con enfoque de recuperación y/o mantención de distintos niveles de funcionalidad era necesario para la comuna y la región.