Menú Principal
18 de agosto de 2020

En contingencia: pacientes adultos ingresan a la UCI Pediátrica

Pacientes adultos con requerimientos de cama de cuidados críticos que padecen COVID+ o no, son parte de la dotación por estos días.
La emergencia sanitaria ha generado que el sistema de salud se adapte y genere nuevas estrategias que permitan absorber la demanda de camas sobre todo criticas. En el Hospital de Coquimbo, tras el aumento de camas en la UCI Adultos fue necesario convertir camas pediátricas para el cuidado de pacientes sobre 14 años.

Para la Dra. Marcela Astorga esto “ha sido una experiencia nueva y enriquecedora, estábamos bastante nerviosos en un inicio, es otro mundo ver pacientes adultos en nuestro caso, nos fuimos capacitando de a poco con nuestros compañeros de la UCI adultos además de todo lo que uno personalmente puede leer y estudiar”.

Julio fue el mes en que comenzaron a recibir los primero pacientes, situación que no sorprendió al equipo de salud ya que habían comenzado con tempranamente con la “planificación y probando entre nosotros, movilizar personas adultas con mayor peso, las dosis de los medicamentos, así nos fuimos sintiendo más seguros, hasta que nos llegó el primer paciente y ha sido un desafío importante en ayudar en esto de la pandemia que como pediatras nos ha afectado menos”. finalizá Astorga

Luis Mery, técnico en enfermería de nivel superior (TENS) con bastantes años de experiencia, siempre en paciente pediátrico, sostiene que “siempre estamos en constante capacitación y nunca se termina de aprender y con los pacientes adultos no fue la excepción, aprendimos sobre manejo y movilidad del paciente así también en la parte médica, en las bombas de infusión y concentraciones. Sabemos que nuestro trabajo aportará a nuestros colegas que están aún más demandados en las unidades críticas de adultos.” 

Mery agregó “los cambio obviamente por la contingencia son notorios y en cierta manera son un poco extraños ya que habitualmente atendemos pediátricos y ver ahora pacientes adultos es distinto, pero lo hacemos con el mismo compromiso y la vocación que nosotros tenemos como funcionarios de la salud”.

Cecilia Rojas, paciente de la comuna de Coquimbo con un cuadro complicado producto de COVID-19 es uno de los usuarios que ya han pasado por la unidad “Estoy agradecida por que yo llegue muy mal y estar acá es un privilegio en esta sala de los chiquititos y si obviamente cuando me trajeron acá era como algo tan raro, algo que espero nunca mas vivir en mi vida, la sala es muy bonita y sobre la atención no tengo ninguna queja ya que me he sentido muy acogida por kinesiólogos, doctores, enfermeras y auxiliares, nada que decir.”