Menú Principal
11 de diciembre de 2012

Hospital San Pablo llama a cuidarse de los efectos del sol sobre la piel

El Servicio de Dermatología encabezó actividad en la que, junto a 5 laboratorios, educaron a la población y entregaron protectores solares.

En el sector del Consultorio de Especialidades, se realizó este viernes la exposición con la que el Hospital San Pablo, busca promover el autocuidado de las personas frente a los nocivos efectos que la sobreexposición a los rayos del sol puede tener en la piel.

En esta ocasión, la actividad que se repite por quinto año en el San Pablo, hizo hincapié en la importancia del autocuidado que deben tener las personas al exponerse al sol, sobre todo en este año en que, según la Dirección Meteorológica de Chile, tendremos uno de los veranos más calurosos y riesgosos en términos de radiación solar de los últimos años.

En la oportunidad, el equipo dermatólogos del hospital porteño, junto al Director (S) del establecimiento Dr. Eduardo Nieme y al Director del Servicio de Salud Coquimbo, Héctor Andrade aprovechó la instancia para educar a la comunidad y promover medidas preventivas para evitar efectos indeseados en la búsqueda del bronceado característico del verano, indicando qué productos deben ocupar para protegerse y cuándo sospechar de alguna lesión que pudiese significar un cáncer en la piel.

El Jefe del Servicio de Dermatología, Doctor Luis Montes, precisó que el fin de esta actividad es “promocionar el cuidado antes de que empiece la temporada de verano en que la gente va a lugares como la playa o el valle donde el sol es más radiante y se expone ppor periodos prolongados al sol. Si bien las medidas de protección son necesarias durante todo el año, en la época estival se hace imprescindible, tanto en adultos, como principalmente en los niños”.

La actividad contó además, con la participación de cinco laboratorios especializados en el desarrollo de protectores solares, quienes exhibieron sus productos y entregaron muestras de sus fotoprotectores a los asistentes a la actividad.

Para proteger la piel de los efectos del sol, el facultativo recomienda “no exponerse en los horarios que son inapropiados, entre las 11.00 y las 16.00 horas,  ya que la radiación del sol es más dañina, utilizar ropa adecuada,  aprovechar la sombra o usar sombreros y utilizar protectores solares de un factor mayor a 30, aplicándolo cada dos o tres horas”.

La  importancia del autocuidado es saber que la exposición al Sol no sólo tiene asociados riesgos, sino que también beneficios tales como, favorecer la producción de vitamina D3, necesaria para fortalecer los huesos. Ayuda a superar diversas dolencias de la piel como soriasis y neurodermitis, además de afectar positivamente el ánimo.

Por ello, el llamado es a disfrutar del Sol de forma responsable, evitando exponerse por periodos muy prolongados o en los horarios críticos y acudiendo al especialista para revisar lesiones sospechosas de cáncer.